Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso
Barrancas

​Aproximadamente el 60% del agua que consume la Ciudad de México proviene de su acuífero subterráneo y el resto se bombea cuesta arriba desde otra cuenca externa, la Cuenca del Cutzamala, la cuenca de Lerma y el Valle de Pachuca. Las Barrancas del Poniente, sumadas al Suelo de Conservación son un factor crucial para el equilibrio hidráulico de la Ciudad de México.

La mayor parte de la recarga del acuífero subterráneo se obtiene mediante la infiltración del agua de lluvia en el Suelo de Conservación (SC), que son 87 mil hectáreas aproximadamente y en las barrancas urbanas que sobreviven aún fuera de él.

La capacidad de infiltración de estas zonas es particularmente importante ya que su sustrato es de origen volcánico y está conformado por rocas permeables y fracturadas que cuando existe la adecuada cobertura vegetal retienen e infiltran como esponja una gran cantidad de líquido.

La zona poniente de  la Ciudad de México , integrada por las Delegaciones Álvaro Obregón, Cuajimalpa de Morelos, Magdalena Contreras y Miguel Hidalgo cuentan con un importante sistema de barrancas, las cuales generan valiosos servicios ambientales para la población, como son la recarga de mantos acuíferos, el aumento de humedad en la atmósfera, la captura de carbono y muchos otros.

Al día de hoy se encuentran declaradas como Áreas de Valor Ambiental, las siguientes barrancas, todas ellas en el poniente de  la Ciudad de México:

  • Becerra Tepecuache sección La Loma
  • La Diferencia
  • Tarango
  • Hueyetlaco
  • Margaritas
  • Milpa Vieja
  • Mimosas
  • Pachuquilla
  • Santa Rita
  • El Zapote
  • Echánove
  • Anzaldo
  • Coyotera
  • Tecamachalco
  • Bezares-El Castillo
  • San Borja
  • Jalalpa
  • Tacubaya
  • Mixcoac
  • Atzoyapan
  • Guadalupe
  • Del Moral
  • Volta y Kotch
  • Texcalatlaco
  • Magdalena-Eslava

Se encuentran además publicados en la Gaceta Oficial del Distrito Federal los programas de manejo de la Barranca Tarango y la Barranca Río Becerra Tepecuache en la Delegación Álvaro Obregón, y de todas las barrancas de Cuajimalpa, que son: La Diferencia, El Zapote, Hueyetlaco, Margaritas, Milpa Vieja, Mimosas, Pachuquilla, Santa Rita y Echánove.

El 27 de noviembre de 2012, se publicaron además los "Lineamientos para la elaboración de programas de manejo de las áreas de valor ambiental del Distrito Federal, con categoría de barranca".

Bajo estos preceptos, se encuentran en revisión los documentos ya elaborados que conformarán los programas de manejo para las barrancas a las que falta publicarles este instrumento, ubicadas en las delegaciones Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón y Magdalena Contreras. Se cuenta además con un Sistema de Información Geográfica que es la base para el sistema de gestión.

El rescate de barrancas es un programa integral cuyos objetivos son:

  • La Protección de ecosistemas.
  • Conservación, sin promover el cambio de uso de suelo.
  • Restauración del valor ambiental.
  • Aprovechamiento bajo un criterio sustentable y socialmente útil.
  • Participación ciudadana en el proceso de generación del Programa de Manejo.

Un Programa de Manejo hace referencia al conjunto de acciones programáticas que permitan manejar una barranca. “El manejo es un conjunto de actividades que incluyen, tratándose de recursos naturales, la extracción, utilización, explotación, aprovechamiento, administración, conservación, restauración, desarrollo, mantenimiento y vigilancia”.

El Programa de Manejo establece las regulaciones, lineamientos y modalidades que se deberán tomar en cuenta para la realización de las acciones del manejo sustentable de los recursos naturales del Área.

De acuerdo a los objetivos del Programa se parte de un diagnóstico técnico-interdisciplinario, un diagnóstico social participativo de las barrancas, para desde ahí generar un Programa de Manejo, el cual promueva la participación activa de la ciudadanía para su realización.

El rescate de barrancas es un programa integral cuyos objetivos son:

  • La Protección de ecosistemas.
  • Conservación, sin promover el cambio de uso de suelo.
  • Restauración del valor ambiental.
  • Aprovechamiento bajo un criterio sustentable y socialmente útil.
  • Participación ciudadana en el proceso de generación del Programa de Manejo.

Beneficiarios

-​

Este programa es de carácter público, no es patrocinado ni promovido por partido político alguno y sus recursos provienen de los impuestos que pagan todos los contribuyentes. Esta prohibido el uso de este programa con fines políticos, electorales, de lucro y otros distintos a los establecidos.

Quien haga uso indebido de los recursos de este programa en la Ciudad de México, será sancionado de acuerdo con la ley aplicable y ante la autoridad competente.

Compartir
Imprimir