Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Sedema se reúne con vecinos de Xoco

Publicado el 08 Julio 2019
unnamed - 2019-07-08T120415.564.jpg
unnamed - 2019-07-08T120417.518.jpg
unnamed - 2019-07-08T120419.216.jpg
unnamed - 2019-07-08T120412.773.jpg

Autoridades de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México presentaron a vecinos de Xoco avances del proyecto de recuperación del espacio público en materia ambiental en Real de Mayorazgo, luego de que los días 3 y 4 de mayo los desarrolladores de la Torre Mítikah talaron 80 árboles sin contar con la autorización correspondiente.

Esta Secretaría explicó a vecinos del pueblo de Xoco, alcaldía Benito Juárez, que el proyecto tiene como objetivo recuperar y ampliar las áreas verdes en las banquetas y camellones de la zona, luego de que la empresa inmobiliaria FIBRA UNO, además del derribo de 80 árboles, provocó afectaciones a otros 21 árboles por trasplantes sin autorización o que no fueron ejecutados correctamente.

Se plantea la ampliación de banquetas para que midan tres metros de ancho (dos para paso peatonal y uno para áreas verdes); el retiro de macetones y la creación de jardineras a nivel de piso. En el caso del camellón, se proyecta su incremento a 1.90 metros de ancho para poder plantar árboles grandes.

Con esta recuperación se busca el mejoramiento del suelo que permita la filtración de agua y con ello se disminuyan inundaciones en esta zona. También se contempla el diseño de tres cruces seguros a lo largo de la calle, esto permitirá la reducción de la velocidad en los automóviles a 30 kilómetros por hora. Además, se planean áreas con bancas monolíticas.

Maritza Hernández, directora de Infraestructura Verde de la Secretaría del Medio Ambiente capitalina, mencionó que “esta nueva administración se preocupa porque las áreas verdes tengan más funciones. Estos jardines tendrían grava para que la lluvia, en lugar de irse al asfalto o las coladeras, se vaya al subsuelo. Eso nos ayuda a dos cosas: alimentar los mantos freáticos y evitar los hundimientos”.

Agregó que este proyecto también tiene como propósito “que la gente pueda caminar con un poco de sombra. El arbolado lo que produce es una disminución de hasta 10 grados centígrados y esto hace vivible el espacio. Los árboles no sólo tienen una razón estética, sino una función para el confort de las personas”.