Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

What Design Can Do México GNP regresa a la Ciudad de México con el No Waste Challenge CDMX

Publicado el 03 Febrero 2021
40a32e97-b929-4a7a-84f0-0bdf7ce1493c.jpg
  • Se trata de una competición de innovación y diseño, que incentiva y apoya soluciones innovadoras para enfrentar el problema de residuos en la Ciudad de México, permitiéndonos avanzar hacia una economía circular.

  • No Waste Challenge CDMX, presentado por NESCAFÉ Dolce Gusto, premiará a tres proyectos que serán acreedores a €10,000 euros (aprox. $240,000 MXN), un programa de aceleración impartido por ImpactHub y mentoría continua.

What Design Can Do México GNP –plataforma internacional que posiciona al diseño y a la creatividad como agentes de cambio social y ambiental– lanza a partir de hoy y hasta el 1 de abril de 2021, en conjunto con la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, el Gobierno de la Ciudad de México y la Secretaría del Medio Ambiente capitalina (SEDEMA), la convocatoria para el No Waste Challenge CDMX, presentado por NESCAFÉ Dolce Gusto, una competición de innovación y diseño que incentiva y apoya soluciones innovadoras para enfrentar el problema de residuos en la Ciudad de México, permitiéndonos avanzar hacia una economía circular.

En junio de este año, un jurado de expertos, emprendedores y creativos seleccionará a los 10 proyectos ganadoresdel No Waste Challenge global y a los tres proyectos del No Waste Challenge de la Ciudad de México. Junto al premio económico de €10,000 euros (aproximadamente $240,000 MXN) para cada proyecto ganador, se otorgará la pieza central de este reconocimiento: un programa global de aceleración que incluye capacitaciones en línea, sesiones de asesoramiento y un bootcamp. Este programa, creado junto a Impact Hub, está siendo diseñado para asegurar el éxito de las iniciativas y el impacto positivo que pueden tener en nuestro medio ambiente.

El No Waste Challenge CDMX, presentado por NESCAFÉ Dolce Gusto, es posible gracias al apoyo incondicional de GNP, el socio fundador de What Design Can Do México; de la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de México, el Gobierno de la Ciudad de México y la SEDEMA; del socio visionario: Huawei; así como de los socios líder: Dow, la Embajada de los Países Bajos en México, Coolhuntermx y Grupo Expansión.

El proyecto también cuenta con la ayuda de un grupo de aliados que incluye al Banco Interamericano de Desarrollo; The Climate Reality Project América Latina; WWF Plastic Smart Cities; de la O, Centro de Investigaciones en Diseño Industrial (CIDI) - UNAM; Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tec de Monterrey, y la Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Este tipo de iniciativas son fundamentales para el manejo adecuado y disminución de residuos. Se estima que cada año se generan 2.12 mil millones de toneladas de basura a nivel mundial. En caso de continuar por ese camino, la producción global de residuos podría aumentar un 70 por ciento para 2050, lo cual provocaría serios problemas a nivel ambiental y social.

De acuerdo con datos del Gobierno de la Ciudad de México y la SEDEMA, cada día en la Ciudad de México se generan alrededor de 12 mil 700 toneladas de residuos, lo cual significa que, en promedio, cada habitante produce aproximadamente 1.40 kilogramos de desperdicios en tan solo un periodo de 24 horas.

La doctora Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y Embajadora de WDCD México, recordó que "en 2019 presentamos nuestro Plan de Acción para una Economía Circular con el firme propósito de acelerar la acción climática en la Ciudad de México. Destinamos una inversión inicial de 300 millones de pesos (y de 750 millones a partir del segundo año) para la infraestructura y gestión que requieren las 12 mil 700 toneladas de residuos sólidos generadas diariamente en la capital y tenemos proyectado un ahorro para la Ciudad de más de 8 mil millones de pesos al 2024 con la implementación de este plan. Además, en estos dos primeros años, hemos logrado eliminar la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico y de productos plásticos de un solo uso. Vamos a hacer realidad la Basura Cero y Economía Circular, reduciendo, reciclando, reusando y revalorizando los residuos sólidos".

En el evento de lanzamiento del No Waste Challenge CDMX, “Enciende tu conciencia: basura cero y economía circular”, la doctora Marina Robles García, secretaria del Medio Ambiente capitalina, recordó que “el año pasado entró en vigor la prohibición de las bolsas de plástico de un solo uso, y este año otro conjunto de plásticos desechables que incluye cápsulas de café, popotes, entre otros productos. Hay un trabajo educativo importantísimo que hacer con la población porque creemos, finalmente, que está en el compromiso y en la responsabilidad de cada persona que logremos modificar. Los grupos industriales empresariales tienen también una responsabilidad enorme que asumir porque finalmente todos compartimos este planeta”.

Tras invitar a que se sumen al No Waste Challenge CDMX, Robles García sostuvo que “una de las cosas que tenemos que asumir como sociedades es que sí nos toca y debemos comprometernos por tener un mejor futuro”.

Desde el comienzo de la pandemia por COVID-19, el número de residuos podría haber aumentado. Según estimaciones de la SEMARNAT y el INECC, se pronostica que se generarían alrededor 3 mil toneladas más de basura en la ciudad mientras los ciudadanos viven confinados en casa. Estos datos arrojan una conclusión alarmante: uno de los retos más importantes que enfrenta nuestro país y la Ciudad de México es el de frenar la generación desmedida de residuos y mejorar la gestión de desechos de todo tipo, por lo cual se implementan iniciativas como el plan Basura Cero en la capital mexicana y la prohibición de bolsas y productos plásticos desechables. En este sentido, esta competición se suma a las acciones de gobierno hacia una economía circular.

“Los diseñadores tienen la oportunidad de cambiar los métodos de producción, y el uso y propósito que se les da a las cosas. Un amplio número de creativos ya tienen un papel activo en la transición hacia una economía circular, experimentando con materiales y procesos, generando conciencia y desarrollando narrativas respecto a cómo los residuos pueden ser recursos útiles. Hoy más que nunca, los diseñadores e innovadores tienen que actuar, comprometerse y ser líderes en este movimiento”, aseguró Richard van der Laken, cofundador y director ejecutivo de What Design Can Do.

El modelo de economía lineal que rige nuestras vidas –basado en la extracción, producción, consumo y desecho– ha generado una crisis climática sin precedentes. A la par de enfocarse en rediseñar un sistema basado en la economía circular que funcione a largo plazo, se puede generar un impacto inmediato al consumir menos y desarrollar productos que sean sustentables, además de reutilizar y reciclar lo que se compra.

Con la finalidad de avanzar la transición hacia una economía circular, el No Waste Challenge CDMX busca propuestas y soluciones que sean factibles, que puedan implementarse en varias escalas y que respondan al menos a uno de los resúmenes de diseño presentados por What Design Can Do:

Reducir el consumo: este rubro se enfoca en analizar y entender las causas de la adicción al consumo y, por ende, al desperdicio. La idea es abordar problemáticas y prejuicios que han conducido a esta preocupante situación, como la idea de que más es mejor; la pérdida de prácticas, valores y tradiciones relacionados a un modo de vida más sustentable, y el carácter hasta cierto punto elitista y excluyente de este tipo de hábitos.

Mejorar la producción: este resumen apela a la reflexión y al cuestionamiento respecto a los procesos de producción de la actualidad, los recursos que se emplean y los residuos que se generan al crear cualquier tipo de producto. El objetivo es cuestionar la visión antropocentrista que se tiene a la hora de diseñar sistemas y servicios, de los cuales surgen productos de uso único o que son creados con materiales no sustentables.

Mejorar la gestión: este tercer acercamiento se basa, como su nombre lo sugiere, en la etapa de gestión, principalmente en el régimen llamado Destino Final. La idea principal es que los diseñadores replanteen este concepto para que la totalidad de los desechos se administre, procese y valore de un modo justo y sostenible. Tanto productores como consumidores tienen una responsabilidad compartida a la hora de la eliminación de productos y alimentos. A nivel global, carecemos de metodologías y estudios concretos para entender este fenómeno, dejando a la deriva a las personas que dependen del mercado del reciclaje.

Resúmen de la Ciudad de México: apelando al contexto crítico –señalado líneas arriba– que vive la capital de México en términos de generación de residuos, se creó un rubro especial para atender las problemáticas de esta ciudad, particularmente en tres tipos de residuos: plásticos, orgánicos y electrónicos. Se sugieren oportunidades de diseño que pueden marcar una diferencia significativa: concientización y cambio de conducta; innovación comunitaria; diseño apto para el reciclaje; diseño apto para la reparación, y diseño durable. Además, dentro del resumen, los diseñadores podrán acceder a un amplio abanico de información para que nutran sus proyectos y cimenten las bases de sus ideas de forma más sólida y bien argumentada.

Aún cuando el problema alrededor del desperdicio es una cuestión de carácter global, las mejores soluciones comienzan cerca de casa. Por ello, se buscan ideas locales, innovadoras y creativas, que se sumen a la atención de la problemática que representan los residuos. Los aplicantes a la competición pueden subir sus propuestas de forma digital a la plataforma oficial del No Waste Challenge CDMX hasta el 1 de abril de 2021.

Para más información, visita la plataforma oficial de No Waste Challenge CDMX: nowaste.whatdesigncando.mx