Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Sedema te invita a conocer la pieza del mes de noviembre del Museo de Historia Natural

Publicado el 13 Noviembre 2017
5.jpg
1.jpg
2.jpg
3.jpg
4.jpg
  • Debido a la aceptación del público, la ofrenda de Día de Muertos del Museo de Historia Natural permaneció una semana más, por lo que la pieza del mes se podrá apreciar a partir del 14 de noviembre.

La Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) de la Ciudad de México invita al público a conocer la pieza del mes de noviembre de 2017 en el vestíbulo del Museo de Historia Natural: los bivalvos

Tal vez no te suene conocido este término, pero cuando observes a estos seres sabrás que se trata de almejas, ostras y mejillones. Son organismos que no tienen pies ni cabeza, pero que utilizan sus sifones para moverse, enterrarse en la arena y filtrar el agua para alimentarse.

Estos animales tienen una estructura compuesta por dos conchas unidas por una bisagra, la cual está conectada con un músculo que hace que se puedan abrir y cerrar.

Las conchas se definen como valva izquierda y valva derecha. Las valvas están formadas principalmente por carbonato de calcio y tienen tres capas: la interna; la intermedia, que forma casi la totalidad de la concha; y la externa, una capa parda y áspera que los ejemplares más viejos suelen perder debido a la abrasión o al desgaste.

Los bivalvos forman parte de los moluscos, un grupo de animales que incluye a quitones, caracoles, colmillos de mar y cefalópodos (calamar y pulpo) y por supuesto almejas, ostras, mejillones y vieiras.

Dependiendo de cada especie, cuentan con uno o dos sifones, los cuales extraen de su interior. Los sifones se pueden definir como tentáculos o brazos mediante los cuales filtran el agua para extraer su alimento.

Consumen principalmente plancton, que es filtrado por medio de las branquias, donde recogen el material orgánico y lo pegan a cilios, es decir, estructuras con apariencia de pequeños tentáculos o filamentos llenos de mucosa. Gracias al batir de los cilios, la comida pasa por unos surcos especiales de las branquias, hacia la boca.

Los bivalvos pueden ser sésiles, esto quiere decir que están fijos al sustrato, o móviles, al desplazarse mediante corrientes provocadas por la apertura y cierre de valvas o impulsarse a través de los sifones, lo que les permite moverse de un lugar a otro, conseguir mejor alimento e incluso enterrarse en el fondo arenoso con un músculo llamado pie.

El Museo de Historia Natural está abierto de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. La entrada es libre los días martes y el resto de la semana tiene un costo de $26.00 pesos, para maestros y estudiantes con credencial vigente $11.00 pesos; la entrada es libre para adultos mayores, personas con discapacidad y menores de 3 años.

El acceso con cámara fotográfica tiene un costo de $15.00 pesos y con cámara de video $33.00 pesos. Las visitas guiadas tienen un costo de $8.00 pesos y el servicio de silla de ruedas es gratuito. Para mayor información comunicarse al teléfono 55 15 63 04 ext. 112 y 113 o consultar la página web http://data.sedema.cdmx.gob.mx/museodehistorianatural/

También están disponibles las cuentas de Facebook: Museo de Historia Natural y Twitter: MHNCA_CDMX. ----o0o----