Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Reciben nombre cachorros de lobo mexicano, tras consulta

Publicado el 11 Agosto 2019
IMG-20190811-WA0011.jpg
IMG-20190811-WA0012.jpg
IMG-20190811-WA0010.jpg

Akbal, Aruma, Kilay, Seti, Hasen y Soona son los nombres que recibieron los seis cachorros de lobo mexicano que nacieron en el Zoológico de Chapultepec, luego de la consulta que lanzó la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México.

Akbal, que significa ‘noche azul’, recibió mil 453 votos; Aruma, que quiere decir ‘noche’, obtuvo mil 213 votos; por Kilay, que significa ‘mi lunita’, votaron mil 197 personas; Seti, que significa ‘brillante’, recibió mil 096 votos; Hasen, cuyo significado es ‘alma’, consiguió mil 091 votos; mientras que mil 070 participantes votaron por Soona, que significa ‘luna’.

Hace tres meses, el 11 de mayo de 2019, nacieron estos seis lobitos mexicanos en el Zoológico de Chapultepec, gracias al Programa Binacional México – Estados Unidos para la Recuperación del Lobo Mexicano.

Akbal, Aruma, Kilay, Seti, Hasen y Soona son hijos de Seje –una hembra de 7 años de edad– y Rhi –un macho de 5 años–. Los bebés de lobo mexicano son cinco hembras y un macho; hoy cumplen su tercer mes de vida y gracias a la participación de las y los capitalinos hoy reciben un nombre.

Del 26 de julio al 9 de agosto se recibieron 17 mil 483 votos y los participantes votaron por seis de 20 nombres propuestos: Seti (mil 096 votos), Akbal (mil 453), Yolotli (758), Nicte (790), Aruma (mil 213), Muyal (609), Erandi (765), Sicaru (803), Amaru (935), Sesasi (499), Soona (mil 070), Xurawe (610), Rahui (723), Atzimba (777), Surem (692), Hasen (mil 091), Iktan (mil 050), Sure (597), Taiyari (755) y Kilay (mil 197).

El lobo mexicano es una especie que desde los años 50 fue perseguida, cazada y envenenada por la humanidad, lo que casi provoca su extinción en los años 70. Actualmente, actividades como la cacería aún amenazan a esta especie.

Este nacimiento representa una esperanza para la conservación del lobo mexicano y un logro para los Zoológicos de la Ciudad de México, que todos los días trabajan por la conservación y cuidado de las especies que en ellos habitan.