Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Trabajan Sedema y CONANP para mejorar suelo en el Desierto de los Leones

Publicado el 11 Julio 2021
3. Desierto de los Leones prevenir degradación.jpeg
2. Desierto de los Leones prevenir degradación.jpeg

• Desde mayo de este año, la DGSANPAVA implementa acciones de conservación con el acomodo de material vegetal a curvas de nivel sobre sitios con mayor impacto y con alto grado de erosión

Con el propósito de mejorar el suelo dentro del Área Natural Protegida Parque Nacional Desierto de los Leones, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, a través de la Dirección General del Sistema de Áreas Naturales Protegidas y Áreas de Valor Ambiental (DGSANPAVA), realiza acciones de conservación con la construcción de presas de troncos y ramas, así como el acomodo de material vegetal a curvas de nivel sobre sitios detectados con alto grado de erosión.

Uno de los factores que pone en riesgo la preservación de las Áreas Naturales Protegidas en la Ciudad de México es la degradación de suelo, ocasionada por fenómenos naturales como la lluvia y el viento, así como actividades humanas no controladas como el ciclismo de montaña y senderismo, las cuales han ido en aumento en el Desierto de los Leones.

Por este motivo, la DGSANPAVA en coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), ha instalado mesas de trabajo con distintos grupos de ciclistas y usuarios, en las que también participan las representaciones de las comunidades de Santa Rosa Xochiac, San Mateo Tlaltenango, así como de la alcaldía Cuajimalpa de Morelos, para hacer frente a esta problemática de manera conjunta y con la participación de los diferentes sectores de la sociedad.

El ciclismo de montaña y senderismo no ordenado se realizan entre la vegetación y el arbolado, lo que ha generado la apertura de nuevos caminos en sitios no óptimos para estas actividades y ha provocado el incremento de los efectos de la erosión hídrica y eólica, pérdida de material vegetal y de nutrientes, reducción de la capacidad para retener y filtrar agua al subsuelo y almacenar el carbono atmosférico. Todo esto, en su conjunto, disminuye el potencial del suelo para mitigar el cambio climático y causa la pérdida de biodiversidad.

Asimismo, se realizarán actividades de reforestación con especies arbóreas, arbustivas y herbáceas nativas del lugar para proteger y rehabilitar el hábitat natural en áreas afectadas por fenómenos naturales o por actividades humanas.

Entre otras acciones, para la preservación del Área Natural Protegida, se creará una Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), en donde se realizará manejo, conservación y futura reintroducción/repoblación del Ajolote de Arroyo de Montaña (Ambystoma altamirani), el cual es una especie endémica de México, catalogada como Amenazada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en peligro de extinción por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) y en peligro dentro de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La conservación del Ajolote de Arroyo de Montaña permitirá la preservación de otras especies que se encuentran dentro de su rango de distribución, por lo cual tendrá el papel de especie sombrilla.

Cabe hacer mención que el Parque Nacional Desierto de los Leones tiene una extensión de 1 mil 529 hectáreas y está localizado al poniente de la Ciudad de México, dentro de las alcaldías Álvaro Obregón y Cuajimalpa de Morelos. Destaca por la cantidad y calidad de servicios ambientales que ofrece a la ciudad como la retención de humedad, recarga de mantos acuíferos, prevención de la erosión del suelo, mejora de la calidad del aire, conservación de la biodiversidad de flora y fauna, además de los valores escénicos que ofrece a sus visitantes.

La Secretaría del Medio Ambiente refrenda su compromiso con la ciudadanía para garantizar su derecho a un medio ambiente sano y a través de la DGSANPAVA continuará trabajando por la conservación de la biodiversidad de las Áreas Naturales Protegidas de la Ciudad de México, indispensable para la generación de los servicios ecosistémicos de los cuales dependen las y los habitantes de la ciudad.